Mariusz Pudzianowski en sus dos Facetas: Jugador de Rugby y Atleta de Fuerza

La cercana relación entre el Rugby y la competencia del “Hombre más fuerte del Mundo”

Existen muchos tipos de atletas, cada uno con una contextura específica y adaptada a las exigencias de su disciplina deportiva. Pero son los atletas de fuerza los que destacan entre todos, por su tamaño y masa muscular.

El atletismo de fuerza es considerado el deporte de fuerza más completo, ya que mezcla componentes de resitencia, velocidad y por supuesto la fuerza indispensable para levantar objetos de formas irregulares utilizando técnicas prestadas y adaptadas del levantamiento de potencia y la halterofilia. La competición más famosa del deporte de fuerza es World’s Strongest Man (el hombre más fuerte del mundo) con más de 40 años de tradición.

Los deportes de fuerza están poblados por verdaderos gigantes. El jugador de rugby más grande se vería relativamente pequeño al lado de estos masivos atletas, que en muchos casos llegan a pesar entre los 150 a 200 kilogramos.

Sin embargo, el rugby no se queda muy atrás y ha aportado su “granito de arena”. En el 2017, la competencia del Hombre más fuerte del mundo tuvo a 5 ex jugadores de rugby entre los 30 competidores.

El Británico Terry Hollands participó en la división U21 de Harlequins, siendo titular a finales de los 90. El segunda línea de 170kg y de más de dos metros de alto, sigue siendo un ávido fan del Rugby y ha competido en distintos eventos caritativos al lado de personalidades como Brad Thorn.

Terry Hollands

Terry Hollands participa en el evento benéfico “Rugby Aid”. 2015

De hecho, los “Quins” tiene un gran historial de atletas de fuerza entre sus filas. Adam Bishop de 2 metros de altura, 130 kg de peso y Wing en su época, es ahora parte del staff de entrenadores, pero se ha perdido algunos partidos por estar compitiendo en el circuito “Strong Man” de Gran Bretaña.

Otro caso es el pilar cerrado de Gloucester Laurence ‘Big Loz’ Shahleai, de 1,90m y 158kg, ya retirado del Rugby, ha ganado en multiples ocasiones el “Britain’s Strongest Man”.


La historia no se queda únicamente en las islas Británicas. Konstantine Janashia, conocido como el “Toro Georgiano” practicó la disciplina de la ovalada antes de dedicarse al atletismo de fuerza. Ahora con sus 2 metros de estatura y 155kg, luce los trapecios más grandes del mundo y por supuesto sigue siendo ávido fan del Rugby.

Otro europeo que destaca en la disciplina de los titanes, es el 5 veces ganador del “Hombre más fuerte del mundo” Mariusz Pudzianowski, que practicó rugby en su natal Polonia y en el 2013 estuvo a punto de firmar para el Amman, un club Galés de rugby league. ¿Se imaginan tacklear a este Gigante?.

Los países del hemisferio sur también tienen sus representantes en la disciplina de fuerza con antecedentes en el rugby. Colm Woulfe de 1,95m y 180kg en su adolescencia practicó rugby en Nueva Zelanda y Johan Els de 1,90 y 148kg hizo lo mismo como segunda línea en Sudáfrica.

El gran favorito de la competencia Eddie ‘The Beast’ Hall no practicó rugby, pero su hermano James Hall ocupó la posición de Pilar para Bristol y mantiene un record mundial en la máquina SkiErg (Ski Nórdico).


Fuente