Dos proyectos sociales en la final juvenil del torneo más importante de Venezuela

Los Sevens de la Hacienda Santa Teresa es la competencia más esperada de Venezuela. El evento más grande y colorido del rugby nacional. Todos quieren estar allí y por supuesto todos quieren llegar al puesto de honor.

Con 24 años de historia, El Santa Teresa Sevens ha sido la palestra donde los grandes equipos y jugadores en 3 categorías: Femenino, Masculino y Juveniles, demuestran sus destrezas y su capacidad de resitir los embates de 3 días de competencia sobre las calientes y fértiles tierras de Aragua.

Este año la competencia estuvo sumamente interesante con la participación del Rugby penitenciario, otro de los proyectos sociales que lleva la Fundación Santa Teresa. Estos equipos demostraron que en cualquier momento podrian darle la pelea a cualquiera de los equipos establecidos de Venezuela.

Por otro lado, la competencia juvenil dió una gran demostración del futuro del Rugby venezolano. Participaron 8 equipos: UCAB, Carabobo, Guerreros, UCV, Borregos, Alcatraz, Colegio Fray Luis y Gigantes de Mesuca, haciendo de edición la más concurrida en juveniles.

Desde un principio los equipos dieron todo en la cancha. Pero fueron sólo dos equipos los que llegaron a la final: Proyecto Alcatraz y Gigantes de Mesuca. Precisamente dos proyectos de alto contenido social, uno desarrollado por la Fundación Santa Teresa en el Municipio Revenga del estado Aragua y el otro llevado a cabo por la Asociación Civil Rugby Para Todos en el barrio más grande de latinoamérica: Petare.

El proyecto Alcatraz ha llegado varias veces a la final en sus más de 10 años de funcionamiento y esta oportunidad volvieron a asgurar la primera posición al vencer a los Gigantes de Mesuca, quienes por primera vez en 3 años de actividades, llegan al tope de la competencia, inclusive supreando a los favoritos de la competencia: UCAB juvenil.

No es coincidencia que ambos proyectos hayan alcanzado este merecido final. Es un claro mensaje de hacia donde deben dirigirse los esfuerzos de masificación y divulgación del Rugby en Venezuela. Las poblaciones populares con sus altos indices de concentración demográfica son los espacios a los que debemos hacer llegar la ovalada. Allí es donde se encuentra el talento y también es allí donde hace falta la influencia positiva y los valores del Rugby. Bravo por ambos proyectos y por todos los equipos que participaron en las competencias.

Quedamos muy agradecidos con la Fundación Santa Teresa por todas las atenciones y consideraciónes y por permitirnos formar parte de tan fastuosa competencia. ¡Nos vemos el año que viene!

XXIV edición del Sevens de Santa Teresa